domingo, 29 de mayo de 2011

LUZ Y SOMBRA Diario 4

Una locura. Empezamos como siempre bien temprano, estuvimos esperando a que aparecieran nuestros actores y cuando solo faltaba que llegará uno ¡ZASCA! Le había surgido una cosa y no pudo llegar. Por suerte teníamos a nuestro técnico-ayudante-colega que siempre estaba para echarnos un cable para cualquier tema y no dudamos en encasquetarle el vestuario y lanzarlo a la aventura.
El día no había amanecido precisamente bueno, había niebla y estaba lloviendo, por suerte ese era el plan. Nos tocaba rodar en el fondo de un barranco en la entrada de una cueva, y en cuanto llegamos al sitio el clima pegó un cambio espectacular y se puso de acuerdo a como tenía que estar. Pero la aventura no había hecho más que comenzar.
Antes de empezar el rodaje ya había echado un vistazo a la localización como debía ser, pero tardar demasiado hizo que nos olvidáramos que estaba un pelín lejos de la carretera ¿Resultado? 2 HORAS cargando los trastos barranco arriba, y por trastos me refiero a una grúa, comida, vestuario, atrezo, cajas de plástico, maletas metálicas, y la técnica de la “hormiguita” no nos puso la cosa fácil... Descansado y con las fuerzas recuperadas comenzamos a rodar.
Este día tenía unas cuantas peculiaridades, primera mente usamos la grúa para una súper toma desde el fondo del barranco y luego que fuera subiendo por un camino en la pared para coger a los protagonistas subiendo. Luego teníamos una toma que desde un principio nos costó más de un dolor de cabeza, consistía en la clásica toma de un personaje haciendo una hoguera al frotar dos piedras, estas piedras son las llamas “de pedernal” que mediante fricción crean una chispa que da origen al fuego, bien, hicimos la toma sin esas piedras, pues no las conseguimos ¿qué como lo hicimos? Secreto profesional XD.
Y ya llegamos a la parte crítica. Tras encender la hoguera nuestros personajes encienden unas antorchas para entrar en una cueva, es nuestra primera toma con fuego. El problema era que no alumbraban lo suficiente y hubo que repetir unas cuantas veces hasta lograr lo que queríamos, pero digamos que por mi parte y mi fobia al fuego lo pasé mal XD pero eso es lo que es un rodaje, una aventura.
Ya terminado de filmar me di cuenta que había hecho todo este esfuerzo tan solo para ¡7 MINUTOS RODADOS! Y las otras dos horas que nos quedaban para la vuelta XD, pero amigos, así es el cine.
Continuará…